YogaKiddy

El Reciclaje en el Yoga Infantil

Por medio del Yoga también podemos brindar otra gran enseñanza a nuestros niños y niñas, como el respetar y cuidar el lugar donde vivimos.

Mediante la acción de reciclar, les mostramos que respetamos el medio ambiente, que amamos nuestro hogar, que protegemos nuestro mar, que valoramos el aire limpio y que anhelamos que la existencia sea mucho más consciente. El reciclaje es necesario hacerlo presente, porque responde a las necesidades de hoy en día. La labor es conscientizar sobre ello en nuestras prácticas de yoga y promover el amor por el lugar donde vivimos .
La educación ambiental es vital para generar una población más sensible, donde los niños/as valoren las instancias para dar una segunda vida útil.

Las 4R: Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar, nos guían hacia la comprensión y a la práctica de instaurar hábitos para la protección del planeta, desarrollando una visión necesaria de sostener día a día con coherencia y voluntad.

El consumir menos y reciclar más, nos invita a conectar con nuestra creatividad y visualizar oportunidades de creación y planificación de nuestras clases, sin la necesidad de adquirir material comprado en el comercio.

Reciclaje en Casa

Si bien la propuesta de Reciclaje es proporcionada por nosotras/os en nuestras clases de yoga, necesitamos que traspase fronteras y podamos incentivar estos hábitos a nivel familiar. Es por ello, que mediante sugerencias y acciones metodológicas podemos integrar a la familia en nuestro objetivo de contribuir a la educación medioambiental de nuestro planeta.

Reciclaje y Planificación

Si planificamos sosteniendo por objetivo, el promover las 4R, veremos como todo se vuelve una oportunidad. Como todas aquellas cosas que no sabíamos para que podían ser utilizadas, se convierten en un elemento fundamental para una clase.

Por ejemplo:

  • Conos de confort: Creación de circuitos para trabajar respiración, específicamente el soplo.
  • Tapas de botellas plásticas: Formas geométricas para recorrer con nuestro cuerpo.
  • Bandejas de plumavit: Máscaras de animales y sus así practicar sus posturas.
  • Cds: Mandalas colgantes para nuestra concentración.
  • Platos de cartón: Atrapasueños para fomentar el descanso.
  • Botellas plásticas: Botellas de la calma para la ansiedad.
  • Tarros de café, leche: Instrumentos de percusión para marcar los tiempos.
  • Cajas de huevo: Para realizar caminatas sensoriales.
  • Botellas y Cajas de mayor tamaño: Circuitos para actividades de desplazamientos.

Presentando material reciclado y creando junto a ellos/ellas durante alguna clase, estamos promoviendo esa consciencia de la cual hablamos, y así poder generar cambios por medio de pequeñas accione. Así sumamos, colaboramos, aportamos.

El yoga infantil es una poderosa herramienta de transformación, un medio amable y respetuoso para educar en muchos aspectos. La invitación es a descubrir todas las posibilidades que nos entrega para colaborar en el desarrollo integral de nuestros niños y niñas.

Peggysue.S.S

¡Síguenos en Instagram!