Alimentación y Yoga Infantil

La responsabilidad al trabajar con y para la infancia es transversal. Por medio del yoga infantil podemos desarrollar consciencia en diversos aspectos y uno de ellos totalmente necesario, es el autocuidado mediante una alimentación saludable. Ayudarles a comprender que tomar decisiones alimentarias con responsabilidad es un acto de amor propio, es también generar reflexiones en torno a la manera de nutrirse y a la forma en que queremos vivir. Nuestra alimentación habla del amor que tenemos por nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones. El tomar consciencia de los alimentos que consumimos, es un camino de descubrimiento que invita a explorar y transformar.

La comprensión del autocuidado es necesaria ser descubierta en la infancia para así nutrir el camino. La consciencia sobre la alimentación permite valorarnos y valorar lo ancestral. Promover una cultura nutricional es sostener la sólida convicción de que lo que comemos ahora, determinará nuestro futuro. Es la alimentación una oportunidad para encontrarse consigo mismo/a, con la naturaleza, con la creación, con el todo.

Hipócrates decía: “El padre de la enfermedad puede ser cualquiera, pero la madre es una mala alimentación”

Una alimentación inadecuada sostenida durante nuestra vida adulta tiene considerables impactos negativos. Pero en lo que respecta a la infancia las consecuencias son aún mucho peores. Los niños y niñas se encuentran en su más elevado nivel de desarrollo en todos los aspectos: físico, mental, intelectual, cognitivo, etc. Una infancia en donde no se cuidan los hábitos alimentarios, crea un sistema inmunológico débil, un cerebro poco estimulado y una existencia con muchos riesgos.

Alimentación y Sistema Nervioso

Para cuidar la buena transmisión y conducción del sistema nervioso es fundamental que la mielina este siendo producida adecuadamente, y para ello, es imprescindible mantener una dieta con aquellos alimentos requeridos para su buena producción y regeneración. 

¿Porque es importante la Mielina? La mielina es una sustancia grasa que envuelve las fibras nerviosas y tiene como función el aumento de la velocidad de los impulsos nerviosos, facilitando la comunicación entre neuronas. Este proceso va en paralelo con el desarrollo cognitivo del ser humano. Las conexiones neuronales se van volviendo  más complejas, y su mielinización va relacionada con la realización de conductas cada vez más elaboradas. No es el número de neuronas con lo que influye en el aprendizaje, sino las conexiones neuronales fomentadas por una alimentación saludable. Una neurona recubierta de mielina  transmite cien veces más rápido el impulso nervioso versus otra que no, produciendo una mayor eficacia en el funcionamiento del organismo.

Alimentos favorables para producción de Mielina

  • Ácido fólico presente en cereales integrales y granos.
  • Vitamica C existente en naranjas, limones, kiwi, brócoli, pimentón.
  • Ácido oleico que lo encontramos en aceitunas, nueces, semillas y aceite de oliva.
  • Vitamina A y D obtenidas por el consumo de papaya, zanahoria, espinaca, papa, soya, champiñones.

Alimentos desfavorables para la producción de Mielina:

  • Grasas Saturadas como Frituras y Embutidos.
  • Azúcar refinada como comida procesada, pasteles, dulces, bebidas, kétchup, etc.

Hoy en día estamos comiendo más “productos” que ALIMENTOS, lo que nos indica lo desinformados que estamos como sociedad. El ser humano ha avanzado y evolucionado en muchos aspectos pero en relación a la importante acción alimentaria es necesario avanzar. Los hábitos alimentarios deben ser promovidos por nosotros, los adultos. ¡La responsabilidad es nuestra! El Yoga infantil también es crear consciencia sobre la elección en la variedad y diversidad de alimentos que tenemos a nuestra disposición. Por medio del yoga, podemos  respetar en niños y niñas  el derecho a la vida, el derecho a un desarrollo saludable y con conocimiento.

Peggysue.S.S

Creatividad e Infancia: Una herramienta para la vida

Por definición podemos entender que la Creatividad es el proceso mental que nace de la imaginación y que engloba diversos procedimientos entrelazados que se integran para dar paso a la producción de una idea, concepto, descubrimiento, etc.

La creatividad supone trabajar con lo que tenemos a nuestra disposición y desde ahí transformarlo, promoviendo un reciclaje del pensamiento.

Podemos entender por Creatividad: “Pensamiento original”, “Imaginación constructiva”, “Pensamiento divergente” y un sin  fin de sinonimia para este hermoso concepto que nos permite caminar la vida con otros zapatos. Es necesaria para enfrentar las dificultades, es pertinente para mirar desde nuevos lentes, para bailar con los errores, para sostener el presente.

Creatividad e Infancia

Que conozcan mil maneras de hacer las cosas, les permite comprender la creatividad en todas sus dimensiones; valorando este recurso como habilidad para la vida y no sólo reducir su impacto en lo artístico.

Nuestra labor es impulsar siempre el observar más allá, que miren desde diversas perspectivas, que visualicen todo lo que quieran y todo lo que anhelan conseguir. Que nunca dejen de vista esos sueños que susurran en sus interiores y que valoren las múltiples miradas, la diversidad de mundos por observar y mundos que observan.

¡Esta cualidad transformadora está en todos lados!  En la diversidad del universo, la naturaleza, el cuerpo humano, las ciudades, las culturas…

El Yoga Infantil y cualquier práctica para nuestra infancia deben gestarse desde ese punto donde el niño/niña pueda expandir su mundo imaginario. Tenemos la responsabilidad de plantar y hacer germinar semillas que transformen sus entornos y así colaborar para que la acción creativa permanezca en ellos, porque ya está, ya existe. La labor es hacer que perdure.

Edward de Bono nos inspira: “La Creatividad no es un talento místico. Es un habilidad que puede ser practicada y nutrida”

Sugerencias de cómo estimular la Acción Creativa

  • Brindando experiencias donde existan más de una solución, que el escenario no sea simplificado y limitado.

Ejemplo: Para el trabajo de posturas de Yoga, dar siempre la posibilidad que ellos/as imaginen de que otras maneras podemos transformarnos en un perro, una serpiente, un águila, etc.

  • Permitir que ellos mismos encuentren la respuesta a sus preguntas, realizando contra-preguntas.

Ejemplo: Si te dicen ¿Por qué vamos a jugar a esto? , responder ¿Por qué crees tú?

  • Dar paso a que tengan la posibilidad constante de proponer, así validamos sus opiniones y les brindamos seguridad.

Ejemplo: Si proponemos un juego donde la consigna es convertirse en Ranas y comer moscas de chocolates, preguntarles qué otro tipo de moscas podemos comer.

  • Instaurar las interrogantes ¿Por qué? Para qué? Cada vez que sea necesario.

Ejemplo: ¿Por qué hacemos yoga?, ¿Para qué nos sirve alimentarnos saludablemente?, ¿Por qué  es importante respirar?, etc.

  • Favorecer la observación constante para apreciar las diferencias, la diversidad de cuerpos, de ritmos, de formas, de plantas, de animales, etc.

Ejemplo: Destinar un tiempo para mirarnos entre todos/as y observar las particularidades de nuestros ojos.

  • Promover el silencio y la quietud para encontrar soluciones, para así escuchar a la mente.

Ejemplo: Si durante la clase alguien se lastima, invitar al grupo completo a cerrar los ojos y pensar qué podemos hacer para ayudarlo.

Peggysue.S.S