Creatividad e Infancia: Una herramienta para la vida

Por definición podemos entender que la Creatividad es el proceso mental que nace de la imaginación y que engloba diversos procedimientos entrelazados que se integran para dar paso a la producción de una idea, concepto, descubrimiento, etc.

La creatividad supone trabajar con lo que tenemos a nuestra disposición y desde ahí transformarlo, promoviendo un reciclaje del pensamiento.

Podemos entender por Creatividad: “Pensamiento original”, “Imaginación constructiva”, “Pensamiento divergente” y un sin  fin de sinonimia para este hermoso concepto que nos permite caminar la vida con otros zapatos. Es necesaria para enfrentar las dificultades, es pertinente para mirar desde nuevos lentes, para bailar con los errores, para sostener el presente.

Creatividad e Infancia

Que conozcan mil maneras de hacer las cosas, les permite comprender la creatividad en todas sus dimensiones; valorando este recurso como habilidad para la vida y no sólo reducir su impacto en lo artístico.

Nuestra labor es impulsar siempre el observar más allá, que miren desde diversas perspectivas, que visualicen todo lo que quieran y todo lo que anhelan conseguir. Que nunca dejen de vista esos sueños que susurran en sus interiores y que valoren las múltiples miradas, la diversidad de mundos por observar y mundos que observan.

¡Esta cualidad transformadora está en todos lados!  En la diversidad del universo, la naturaleza, el cuerpo humano, las ciudades, las culturas…

El Yoga Infantil y cualquier práctica para nuestra infancia deben gestarse desde ese punto donde el niño/niña pueda expandir su mundo imaginario. Tenemos la responsabilidad de plantar y hacer germinar semillas que transformen sus entornos y así colaborar para que la acción creativa permanezca en ellos, porque ya está, ya existe. La labor es hacer que perdure.

Edward de Bono nos inspira: “La Creatividad no es un talento místico. Es un habilidad que puede ser practicada y nutrida”

Sugerencias de cómo estimular la Acción Creativa

  • Brindando experiencias donde existan más de una solución, que el escenario no sea simplificado y limitado.

Ejemplo: Para el trabajo de posturas de Yoga, dar siempre la posibilidad que ellos/as imaginen de que otras maneras podemos transformarnos en un perro, una serpiente, un águila, etc.

  • Permitir que ellos mismos encuentren la respuesta a sus preguntas, realizando contra-preguntas.

Ejemplo: Si te dicen ¿Por qué vamos a jugar a esto? , responder ¿Por qué crees tú?

  • Dar paso a que tengan la posibilidad constante de proponer, así validamos sus opiniones y les brindamos seguridad.

Ejemplo: Si proponemos un juego donde la consigna es convertirse en Ranas y comer moscas de chocolates, preguntarles qué otro tipo de moscas podemos comer.

  • Instaurar las interrogantes ¿Por qué? Para qué? Cada vez que sea necesario.

Ejemplo: ¿Por qué hacemos yoga?, ¿Para qué nos sirve alimentarnos saludablemente?, ¿Por qué  es importante respirar?, etc.

  • Favorecer la observación constante para apreciar las diferencias, la diversidad de cuerpos, de ritmos, de formas, de plantas, de animales, etc.

Ejemplo: Destinar un tiempo para mirarnos entre todos/as y observar las particularidades de nuestros ojos.

  • Promover el silencio y la quietud para encontrar soluciones, para así escuchar a la mente.

Ejemplo: Si durante la clase alguien se lastima, invitar al grupo completo a cerrar los ojos y pensar qué podemos hacer para ayudarlo.

Peggysue.S.S